Destacado

El palacio de invierno y el Museo Hermitage en San Petersburgo

5 Motivos para visitar este museo

¿Por qué motivo visitarías el museo más famoso del mundo? visitamos El Hermitage en San Petersburgo y te damos algunas razones para que decidas que tipo de visita te gustaría realizar.

San Petersburgo, primer jueves del mes de Julio, nuestro día de suerte. Cada primer jueves de mes este espectacular museo tiene entrada gratuita. Por arte del destino viajero, allí estábamos para aprovechar la visita.

hermitage san petersburgo

Se trata de uno de los museos más famosos del mundo, 3 millones de obras de arte en su interior. Colecciones de cuadros, pinturas, monedas, grabados, escultura, mobiliario, armas, joyas, piezas arqueológicas. Comenzó con una colección privada de Catalina “La Grande”, parece que era adicta al shopping del arte y la decoración.

El Hermitage ocupa en la actualidad cinco edificios: el Palacio de Invierno, residencia oficial de los antiguos zares y principal edificio del museo; el Teatro de Hermitage, el Hermitage Pequeño, el Hermitage Viejo y el Nuevo Hermitage. Todos ellos unidos entre sí.

Águila bicéfala escudo de Rusia
Águila bicéfala, escudo de Rusia.

 Motivos que puedes tener para visitar este museo:

  1. Porque todo los turistas lo visitan.
  2. Para hacerte una #Selfie en una escalinata del palacio.
  3. Porque eres amante o curioso del arte.
  4. Porque te gusta la arquitectura.
  5. Por su historia.

Antes de visitarlo nosotros no sabíamos cuál era nuestro principal motivo. Quizás, ahora sí.

Como dijimos anteriormente dentro hay 3 millones de obras de arte. Y si bien puedes admirar las obras según más o menos el instinto te diga si te gusta o no al nivel más básico de apreciación, la verdad es que para apreciar hay que conocer. El que ignora no aprecia, no tiene la habilidad de disfrutar de una obra de arte sino ha sido entrenado para ello. Aunque curiosos, somos de los que ignoramos bastante. No nos paramos 20 minutos frente a un cuadro a admirar su trazo.

cuadros hermitageERMITAGE

Mientras estudiamos en la facultad Licenciatura en Turismo, una de las materias fue Recursos Culturales, teníamos un apasionado profesor que nos hizo analizar casi todas las obras de arte, estudiar profundidad, colores, claros-oscuros, perspectivas, contextos históricos en fin… el día que pisamos El Hermitage fue una divertida competencia entre los dos a ver quién recordaba más obras: esta la vimos, esta no… me acuerdo, no me acuerdo. Se volvió un juego y un viaje en el tiempo a aquellas clases de segundo año. Si nos viera nuestro profesor no haría más que angustiarse.  Así y todo era emocionante: Boticceli, Leonardo Da Vinci, Tiziano, El Greco, Velázquez, Murillo, Goya, Rembrandt, Rubens, Van Dyck, Monet, Cezanne, Renouair, Van Gogh, Gauguin, Matisse, Picasso. El paraíso para un amante o curioso del arte.

museo HermitageHermitage en San PetersburgoEn medio: “Virgen con el Niño” (“Madonna Benois”) de Leonardo da Vinci.

san petersburgo

Si no es tu caso vamos a darte un empujón con la Historia para que vayas más motivado. Vamos a hacer foco en Catalina, uno de los personajes más importante de la historia rusa, “La gran emperatriz” quién vivió en el Palacio de Invierno, el edificio principal del museo y quién comenzó la colección de obras de arte que hoy puedes visitar. ¿No sabes nada de ella? Ahora te lo contamos hasta con prensa rosa incluida.

Catalina II for dummies. ¿Quién era Catalina?

Catalina la grande

Una princesa alemana que no se llamaba Catalina, sino Sofía Federica Augusta. Nacida el 2 de Mayo de 1729, signo del zodiaco Tauro. Su educación estuvo a cargo de tutores franceses. Muy bien instruida hablaba idiomas, amaba leer, sabía de geografía, historia y teología. A los 14 años fue elegida por la emperatriz de Rusia Isabel  tía de Pedro III, heredero al trono, para que se casara con él.

Una vez en Rusia Sofía adoptó la religión ortodoxa, aprendió el idioma ruso y cambió su nombre a Catalina como parte de su adaptación a su nuevo hogar en la corte rusa.

San Petersburgo turismo

Parece ser que la cosa no iba muy bien con su marido, Pedro III estaba interesado en otras mujeres, no la amaba, despreciaba a Catalina y añoraba Alemania. No le toco un pelo a Catalina y desde su casamiento se mantuvo virgen durante 8 años. La corona no puede quedar sin heredero y es ahí cuando aparece en la historia Sergey Saltykov como su amante oficial  inclusive aprobado por la mismísima Isabel. Una novela sin desperdicio que trae al mundo al pequeño Pablo I, futuro heredero al trono.

Culta, amante del arte, amiga de Voltaire y Diderot. Una mujer capaz de dar un golpe de estado, aliarse estratégicamente con la Guardia Imperial, capaz de lograr la abdicación del marido (poco después asesinado) y ser emperatriz de Rusia durante 34 años. Otra gran historia de película donde el matrimonio arreglado políticamente no llega a buen puerto. Aún está en duda si la propia Catalina participó o no en la muerte de su esposo.

palacio de invierno

Rodeada de romances y amantes, generosa con ellos. ¿Quién diría? No pensarás que era una promiscua por ello ¿no?… es como la vida de cualquier rey pero en versión femenina. Sus principales amoríos que la llevaron a reforzar su poder fueron con Gregorio Orlov, el príncipe Potemkin y Estanislao Poniatowski. Se llegaron a contar hasta 15 favoritos de la emperatriz.

Catalina II y sus amores

Catalina, amaba el poder, era estratega. Venció conspiraciones, ganó guerras, conquistó territorios, conquistó hombres, fundó escuelas y universidades… una vida apasionante, de enredos y desenredos, de amor con estrategia.

blog de viajescatalina la grande rusia

No visites este museo por obligación o porque todos lo hacen. Seguro encuentras una motivación real que transforme un simple paseo por un museo más en una experiencia. Ahora que conoces a Catalina y un poco de su historia estás listo para visitar su casa y sus colecciones de arte.

TURISMO RUSIA

Datos útiles:

  • Si te interesa el arte es conveniente organizar y planificar tu visita. Es imposible verlo todo recuerda: 3 millones de obras de arte sin contar las grandes obras de arte que son los edificios en sí mismos.
  • Dato rápido a tener en cuenta:  Da Vinci (Room 214) – Rembrandt (Room 254) – Picasso (Room 348)
  • Dirección: Plaza Dvortsovaya 2
  • Horario: Todos los días de 10:30 a 18:00. Excepto Miércoles: 10:30 a 21:00. Lunes: Cerrado.
  • Precio: pase de un día 18 dólares por persona.  El primer jueves de cada mes el acceso es gratuito.
  • Importante: para sacar fotos y hacer vídeos cobran un ticket especial aparte de 200 rublos. Parece ser que nadie luego controla. Que tontería pagar extra por sacar fotos. En fin, será otra forma sutil de recaudar. Eso si, por favor, sin flash que hay que preservar las obras.
  • La duración de una visita panorámica calcula mínimo unas 4 horas.
  • El museo dispone de WIFI gratis.
  • Web oficial del Museo Hermitage

EXPERIENCIA EN EUROPA RUSIAHERMITAGE ok

 

Acerca de Un Mundo de Experiencias (130 artículos)
Somos una pareja de apasionados por el mundo de los viajes. Sin carnet de exploradores pero con licencia para viajar buscamos experiencias turísticas genuinas que luego contamos en este blog para que sirvan de inspiración o ayuda para planificar sus propios viajes a nuestros lectores. Tercera generación de nómades. Fuimos patagónicos, catalanes y ahora canarios. Pero si mirás nuestros apellidos somos vascos, gallegos y sicilianos. Aunque siempre nos tira el asado y el mate amargo de la llanura pampeana. Consúltanos por cualquier duda que te surja en tu próximo viaje.

2 comentarios en El palacio de invierno y el Museo Hermitage en San Petersburgo

  1. muy interesante tu artículo.
    Hemos estado el 23 y 24 de agosto- temporada alta (sacamos por internet las entradas. son mas caras pero vale la pena para no hacer la cola).

    Nos agobió la cantidad de gente que había. El problema es que dejan entrar a todo el mundo, no hay aforo, ni hay un control de flujos de gente, con lo que a la hora punta, y en las zonas de paso hay verdaderos tumultos. Conclusión, después de haber estado solos en las salas 1-14 de la prehistoria, al pasar por la sala Egipcia en el medio de una marea humana, fuimos victimas de los tan anunciados carteristas. Por suerte solo se llevaron una cartera con unos pocos euros , ni tarjetas ni documentos, pero el disgusto de darte cuenta que te están sacando la cartera del bolsillo, y darte vuelta al instante y ver a 50 o 100 personas, es frustrante. La vigilante de la sala, se encogió de hombros como queriendo decir “y que quiere que haga?” (en realidad las vigilantes del museo, vestidas de calle-no tienen uniforme, y van paseándose con su bolso o la chaqueta en el brazo, también habrán sido victimas de los ladrones)- Así que mi recomendación es muchísimo ojo con los bolsos y bolsillos.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Larga vida a la información efímera de Noviembre | Experiencia en Europa

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*